Sculpture as a process
Febrero 7, 2017

El proceso es siempre indispensable para llegar a la maduración de una idea, un pensamiento, un producto. En este caso particular, antes de que nazca la idea desde la más profunda subjetividad, y se desvanezca en una nada semejante y quede en el olvido, existen procesos personales de búsqueda, momentos de duda y claridad, de acción y decisión. Este trabajo revela un proceso íntimo y creativo de auto exploración. Un proceso de crecimiento e indagación dentro de mi propia vida.

Sculpture as a process revela el desarrollo de una idea: una escultura que quiere ser pero nunca llega a serlo, un esfuerzo fortuito que da como resultado una serie de ejercicios e imágenes de momentos que ha quedado en el pasado; de algo que estuvo y ya no está. Es el eterno ritual de existir para luego desvanecerse en el olvido, en la no existencia.

Las imágenes aquí presentadas dan cuenta de una serie de ideas nostálgicas de algo que no pudo ser, de lo intrascendente, lo oculto, lo provisional y lo efímero. Imágenes que evocan una soledad existencial, una tristeza distinta y en las que contemplo mi propia mortalidad.

La forma en que la arcilla se agrieta al secarse, la metamorfosis del color, y la textura del metal cuando se deslustra y oxida. Evidencias del desgaste, fuerzas físicas que nos llevan a pensar en la idea de final.

Sculpture as a Process 2017 Fotografía Digital
Sculpture as a Process 2017 Fotografía Digital
Sculpture as a Process 2017 Fotografía Digital

Leave a Reply