Galería Breve | Su nombre en la historia escrito está
50927
single,single-portfolio_page,postid-50927,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,has_general_padding,vigor (shared on wplocker.com)-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

Su nombre en la historia escrito está

Victoria Núnez Estrada

Maurice Marleau-Ponty, a quien se ha llamado el filósofo central del arte minimalista, argumentó que nuestra existencia es un encuentro de eternos desdoblamientos con nuestro entorno, un estar en el mundo; sólo llegamos a conocernos en relación a lo que tocamos y a lo que percibimos. La obra de Victoria Núñez surge como una investigación que gira en torno a esta idea, misma que la artista describe mediante el juego de palabras: Estado-Cuerpo-Estado. Victoria Núñez considera nuestro hábitat como una extensión de nuestro Cuerpo, y como tal, éste es capaz de reflejar el Estado psicológico del individuo que lo habita, lo que a su vez devela circunstancias ideológicas, económicas, políticas y sociales específicas del Estado, Nación o Comunidad al cual dicho individuo pertenece. Victoria Núñez representa, describe y a menudo reproduce en su obra objetos de fabricación industrial, así como distintos elementos arquitectónicos. Formalmente su trabajo posee un estrecho vínculo con la obra de distintos artistas minimalistas de los años 60, quienes a menudo creaban piezas mediante procesos industriales que eran realizadas tomando como escala el cuerpo del espectador. Sin embargo los intereses de Victoria respecto al objeto industrial distan mucho de aquellos de los minimalistas, quienes en su mayoría consideraban que al producir obras industrialmente, se erradicaba todo vestigio de emoción o decisión intuitiva de su creador. La obra de Victoria Núñez nos obliga a analizar con mayor detenimiento esta conclusión y a tomar conciencia de lo que las características estructurales y el estado de distintos objetos industriales y arquitectónicos que conforman nuestro hábitat nos dicen. Si artistas como Marcel Duchamp se cuestionaron en algún momento ¿Qué es la obra de arte? Victoria dirige esa pregunta hacia nuestros parques, avenidas, bancas, techos, tinacos y puertas, y les pregunta ¿quién eres? Esta interrogativa nos lleva a través de su obra más allá de la existencia literal de estos objetos en el mundo empírico, a un encuentro directo con nosotros mismos. “Nuestro cuerpo está en el mundo como nuestro corazón está en el organismo. Mantiene constantemente vivo el espectáculo visible […], y con él, forma un sistema.

Jorge Armando González García

Inauguración: Septiembre 23, 2016. 18:00 – 22:00 h